Windows Está Atascado en la Pantalla de Bienvenida o en la Pantalla de Bloqueo

En circunstancias específicas, su sistema Windows puede atascarse en la pantalla de bienvenida o de bloqueo, lo que le impide acceder a su escritorio. La computadora podría entrar en un ciclo de reinicio o lograr cargar normalmente de vez en cuando. Las causas de este problema grave son variadas, ya que puede ser provocado por un disco duro defectuoso que evita que el sistema lea archivos de inicio cruciales, software incompatible o corrupto que requiere una cantidad anormal de tiempo para cargarse, archivos de sistema dañados o que no funcionan correctamente y más.

No poder acceder a sus escritorios significa que los usuarios tendrán que confiar en iniciar correctamente el sistema en Modo seguro o en ejecutar las Opciones de inicio avanzadas. Como último recurso, es posible que necesiten usar una unidad de dispositivo de arranque para iniciar Windows.

Ejecutar un escaneo SFC

El Comprobador de archivos de sistema de Windows (SFC) es una poderosa herramienta diseñada para detectar errores o archivos de sistema dañados y corregirlos. También puede reemplazar cualquier archivo central del sistema que falte. Para iniciar un escaneo SFC:

  1. Abra el símbolo del sistema o la terminal de Windows (administrador).
  2. Escriba sfc / scannow y presione Entrar en su teclado para ejecutar el comando.
  3. Espere mientras Windows escanea el sistema en busca de errores e intenta solucionarlos. El proceso puede tardar un poco en función de las especificaciones de hardware de su sistema.

Ejecutar un análisis de DISM

Si SFC no encontró ningún error o no pudo repararlo, intente utilizar la herramienta Administración y mantenimiento de imágenes de implementación (DISM). DISM puede solucionar problemas, como la corrupción del almacén de componentes, que podrían estar impidiendo que el escaneo SFC haga su trabajo correctamente.

  1. Abra una ventana de símbolo del sistema elevada.
  2. Escriba DISM / Online / Cleanup-Image / restorehealth y presione Entrar para ejecutar el comando.
  3. Espere a que la herramienta DISM complete su verificación y corrija los errores detectados.
  4. Reinicie el sistema y ejecute DISM una vez más para que la herramienta pueda reemplazar cualquier archivo dañado restante.

Prueba la restauración del sistema

  1. Reinicie el sistema hasta que vea el mensaje Reparación automática.
  2. Abra 'Solucionar problemas' y seleccione 'Opciones avanzadas'.
  3. Ahora, elija 'Restaurar sistema'.
  4. Introduzca el nombre de usuario y la contraseña de su cuenta de administrador.
  5. Haga clic en Siguiente.'
  6. Seleccione un punto de restauración adecuado y siga las instrucciones en pantalla.
  7. Compruebe si se ha resuelto el problema.

Ejecute la reparación de inicio

Para esta solución, necesitará una unidad USB de arranque con la versión de Windows elegida.

  1. Configure la primera unidad de arranque como USB a través de UEFI o BIOS de su sistema.
  2. Conecte la unidad USB y reinicie la computadora.
  3. En la pantalla de instalación de Windows, haga clic en 'Reparar esta PC' ubicada en la esquina inferior izquierda.
  4. Seleccione 'Solucionar problemas', 'Opciones avanzadas' y luego 'Reparación de inicio'.
  5. Espere la reparación de inicio mientras escanea e intenta solucionar cualquier problema de controlador de software, archivos de sistema dañados o faltantes, ajustes de configuración, ajustes de registro y metadatos del disco.
  6. Luego, retire el USB y reinicie Windows normalmente. Con suerte, el sistema se cargará normalmente sin más problemas.