ServiceRecords dañará su computadora

ServiceRecords dañará su computadora Descripción

ServiceRecords es un programa dudoso que se basa en tácticas engañosas para colarse en los dispositivos Mac de los usuarios. Este comportamiento deshonesto es la razón por la que estas aplicaciones también se clasifican como PUP (programas potencialmente no deseados). Para evitar que estas aplicaciones proliferen y merodeen dentro de sus dispositivos, Apple ha introducido funciones de detección integradas.

Cuando se detecta una aplicación coincidente, macOS le mostrará al usuario una ventana emergente de alerta. En este caso, el mensaje dirá que 'ServiceRecords dañará su computadora'. Si bien estas ventanas emergentes pueden resultar molestas e incluso afectar la experiencia del usuario en el dispositivo, son solo un síntoma. Si se elimina la aplicación de intrusión, el mensaje de advertencia también desaparecerá.

A menos que esté seguro de que la aplicación detectada es legítima, es mejor desinstalarla de su Mac lo antes posible. Después de todo, los programas basura son conocidos por llevar a cabo varias acciones intrusivas mientras están presentes en el dispositivo. Pueden entregar anuncios dudosos y no deseados que podrían comenzar a superponerse a cualquier contenido legítimo visualizado en el navegador. Además, podrían modificar ciertas configuraciones del navegador y obligarlos a abrir una dirección promocionada que generalmente pertenece a un motor de búsqueda falso.

Sin embargo, la mayor bandera roja que rodea a los PUP es que la mayoría de las veces espían las actividades de navegación del usuario. Se podría transmitir a un servidor remoto información diversa, incluidos los historiales de búsqueda y navegación junto con los detalles del dispositivo, como la dirección IP, la ubicación geográfica, el ISP y más.

Los usuarios que vean 'ServiceRecords dañarán su computadora' deben tener en cuenta que este PUP generalmente viene en conjunto con otro programa intruso igualmente dudoso llamado ReceiverHelper. Ambos deben eliminarse lo antes posible, preferiblemente con una solución de seguridad profesional.